Avanyárima: "lo que no debe ser contado".
¿O sí?
Este es mi blog poético, en el que doy libertad creativa a mi mente en una orgía de ensoñación, catársis e imaginación a partes iguales.

Todos los AVANYARIMA son:

Licencia de Creative Commons Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

sábado, 13 de agosto de 2011

Suspiro


Suspiro...
Porque no hay nada que en este momento pueda expresar mejor lo que siento. Suspiro. Y lo hago por ti.

Por ese calor que desprendes al abrazarme, por el olor dulce de tu cuello en mitad de la noche, por las caricias en la espalda que escalofrían la piel, por esa risa pícara que revoluciona mi estómago, por esos labios que me hunden en la miel.

Suspiro...
Pienso en esa sensación que tengo al estar a tu lado. Madura, profunda, real. Y sonrío.

Por tenerte ahí, frente a mí, al fin alcanzable, al fin abierto a mis caricias, a mis besos, a los latidos inquietos de mi corazón, a esos mimos que mis manos ansían darte, y que mi cara refleja sin poderlo disimular.

Suspiro...
Pues al fin te tengo, me tienes. Nos tenemos.


miércoles, 10 de agosto de 2011

Missi Missi missing you....

Echo de menos cuando te acariciaba detrás de las orejas, mientras me mirabas a los ojos y respirabas con paz.
Me gustaba oír cómo me llamabas nada más levantarme, acompanándome por la casa con paso firme y rápido, no fuese a zafarme de tus mimos.
Me gustaba cuando me recibías feliz al volver a casa, y cómo sonreías con la mirada, verdeamarilla, intensa...
Colándote entre mis pies, jugábamos a atrapar aquella pelota que no era otra cosa que el símbolo de una unión especial que durará eternamente, que muy pocos entienden y sólo algunos comparten. Pero me considero afortunada por haber compartido aquellos días especiales que guardaré en mi corazón junto a todo el cariño que, desinteresadamente, recibí tus  mofletes bigotudos.

A Balder y Byron.